El mantenimiento de tu bañera
8 Oct

El mantenimiento de tu bañera

Como todos los elementos de un hogar, una bañera necesita de ciertos cuidados y mantenimiento para que permanezca el máximo tiempo posible en perfecto estado. Si seguimos ciertas pautas y somos constantes en su higiene y limpieza, dispondremos durante muchos años de un producto que, por su calidad, tiene unas prestaciones intactas.

Cómo limpiar y mantener tu bañera

Cuando adquirimos algo nuevo siempre pensamos que ojalá se mantuviera siempre en ese mismo estado, pero esto no es tan complicado, pues basta con seguir con algunos hábitos para que ese elemento tenga siempre buen aspecto.

Con las bañeras pasa algo diferente a lo que ocurre, por ejemplo, con un elemento de decoración o una superficie que tenga menos usos, ya que se emplean con mucha frecuencia, a menudo se les queda la suciedad impregnada, manchas y también, en ocasiones, se van deteriorando y pierden brillo.

Pero está en nuestras manos que sigamos gozando de una bañera en condiciones, siempre y cuando seamos constantes con su limpieza y sus cuidados.

mantenimiento-bañera

- Al igual que ocurre con la mampara, si somos cuidadosos diariamente, no será necesario que realicemos una muy a fondo semanal o mensualmente (con el peligro de que los residuos hayan dañado el esmalte o se hayan impregnado demasiado).

- Cada dos o tres días limpiaremos la misma con un producto específico y un paño que no pueda dañar en la bañera. El producto que podemos emplear es algún jabón neutro o detergente que no tenga alcohol.

- En ocasiones, las bañeras se manchan debido a que un producto de cuidado corporal o de cabello ha reposado demasiado tiempo y ha llegado a secarse, por eso se puede optar por crear una mezcla de bicarbonato y agua caliente que dejaremos reposar unos minutos. Posteriormente, veremos cómo la mancha sale con mayor facilidad.

- Como mantenimiento una vez al mes se recomienda llenar la bañera o bien, después del uso de la misma, añadir al agua cloro o un tapón o dos (según dimensiones de la bañera) de lejía y poner en marcha el sistema de hidromasaje durante 10-15 minutos. Posteriormente, vaciar la bañera volver a llenar con agua limpia y repetir el proceso. Esto es para hacer una limpieza intensiva de la bañera y también de la tubería. En el caso de que la bañera lleve instalada la desinfección por ozono, no será necesario que se lleve a cabo esta tarea.

- Un paso que no cuesta mucho y puede ahorrarnos el hecho de tener que realizar un recambio cada cierto tiempo, es secar los acabados de cromo tras cada uso.

A diferencia de otras bañeras, las que disponemos en Hidromasajes Eca tienen una alta resistencia al rayado, deterioro y la rotura, pero se debe ser consciente de que depende de un buen uso que se mantengan mucho tiempo en perfecto estado. Por eso, trataremos de limpiarlas con frecuencia, intentar no dejar residuos mucho tiempo sobre ellas y realizar un mantenimiento continuo, para así poder ver la bañera con el mejor aspecto durante mucho tiempo.

Si tienes dudas acerca de los cuidados de tu bañera, puedes ponerte en contacto con nosotros y te asesoraremos. Además, si aún no dispones de una bañera, también tienes la opción de contar con nosotros para que te instalemos una acorde a tus necesidades y gustos.