Un jacuzzi para cada necesidad
23 Mar

Un jacuzzi para cada necesidad

Con frecuencia quienes buscan un jacuzzi se sienten abrumados por la cantidad de opciones que existen en el mercado. Muchas veces deciden tomar la vía más sencilla y comprar la primera que ven, sin darse cuenta que esto no es lo indicado. Existen algunos factores que se deben considerar antes de hacer una compra tan importante como esta. En última instancia, siempre pueden contar con la ayuda especializada que le brinda el vendedor experto en los outlet bañeras.

Con frecuencia quienes buscan un jacuzzi se sienten abrumados por la cantidad de opciones que existen en el mercado. Muchas veces deciden tomar la vía más sencilla y comprar la primera que ven, sin darse cuenta que esto no es lo indicado. Existen algunos factores que se deben considerar antes de hacer una compra tan importante como esta. En última instancia, siempre pueden contar con la ayuda especializada que le brinda el vendedor experto en los outlet bañeras.


Lo primero a ser considerado es el sitio donde va a colocarse. Existen jacuzzis redondos o cuadrados de buen tamaño, que tienen buen espacio pero requieren mucha agua. Este tipo de bañeras son grandes y requieren mucho espacio. Si la idea es colocarlo en un sitio reducido, entonces sería mejor opción una bañera de hidromasajes de tamaño más pequeño, con forma irregular o incluso para colocar en una esquina.


Los jacuzzi circulares son muy populares, con bancos anatómicos, generalmente colocados a igual altura. Otros modelos los tienen a diferentes niveles o son más anatómicos, como los jacuzzi con formas de riñón. Independientemente de la forma que elija, es necesario tener en cuenta que se necesita una presión de al menos 2.5 bares en las tuberías, o de lo contrario los jets no tendrán suficiente presión para funcionar, lo que podría romper las bombas. Esto puede determinarse con un manómetro (si no se cuenta con uno se puede contratar un profesional).


Otro punto a tener en consideración es la capacidad de su calentador o caldera para generar agua caliente. Si se trata de un aparato de bajo volumen (20 o 30 litros, por ejemplo), entonces puede que no sea suficiente para llenar el jacuzzi a la temperatura deseada, con lo que terminará con agua tibia en el mejor de los casos o dejará sin agua caliente al resto de la casa. Por eso es necesario conocer sus necesidades y capacidades antes de comprar un jacuzzi.