Los beneficios de las bañeras para partos
5 Dec

Los beneficios de las bañeras para partos

Son muchas las mujeres que deciden no dar a luz de una forma tradicional, en un quirófano, sino que apuestan por métodos alternativos con características diferentes tanto en el medio en el que se da lugar este parto como con el tipo de intervención que se realiza.

¿Por qué dar a luz en bañeras para partos?

Un parto en una bañera tiene un procedimiento muy diferente al que tiene un parto habitual, además de que tiene una gran cantidad de beneficios tanto para la madre como para el bebé. Son muchos los motivos para emplear bañeras para partos.

- Es perfecto para las madres que tienen un embarazo de bajo riesgo, en el que las posibilidades de que exista algún problema sean muy bajas. 

- Dar a luz en bañeras para partos involucra que, en la mayoría de las ocasiones, no se le tenga que aplicar epidural a la madre, pues el agua tiene un efecto similar, por ello la han denominado incluso "epidural natural".

- A pesar de que existen cambios y el parto no es convencional, se sigue teniendo la supervisión y la ayuda del médico y la matrona, de modo que no se trata de un parto casero, sino que las bañeras para partos se encuentran en hospitales porque son de uso profesional.

- La mayor de las ventajas de este parto es que es una mejor forma de conectar madre e hijo, ya que se trata de un método primitivo.

- La relajación que supone para el bebé su entrada en el mundo es mucho mayor que la que tiene en un parto normal, pues entra en un medio cálido. Además, es posible que esta relajación que supone nacer bajo el agua contribuya a que tenga menos probabilidades de sufrir estrés en los primeros meses de vida.

bañeras para partos

Condiciones que se tienen que dar en las bañeras para partos al dar a luz

Pero estos partos también tienen que tener unas características muy específicas para dar a luz sin problemas, por ello no bastará con cualquier bañera en cualquier espacio para dar a luz.

- El agua tiene que estar a 37º, ni mucho más ni mucho menos, ya que un exceso de calor puede traer problemas para la madre y el bebé, y unas temperatura inferior puede hacer que no se relaje para poder alumbrar.

- La madre deberá entrar en el agua cuando haya dilatado 5 o 6 centímetros, y cuando haya llegado a 10 podrá empezar a empujar para dar a luz. 

- La inmersión en el agua será hasta el pecho y podrá darse durante no más de 90 minutos, puesto que un exceso de tiempo será contraproducente. Si el parto se retrasa cabe la posibilidad de salir y volver a entrar a los minutos. 

- También cabe la posibilidad de que la madre se mantenga en el agua hasta haber dilatado y salir para poder empujar mejor en la silla, ya que para algunas madres resulta más cómoda esta opción.

En cuanto al bebé, no existen problemas porque nazcan en una de las bañeras para partos, ya que al principio siguen respirando por el cordón umbilical, por lo que no existe riesgo de que traguen agua.

En Hidromasajes Eca disponemos bañeras para partos a la venta para profesionales. Si quieres conocer más información acerca de estas, estaremos encantados de proporcionártela.