Aliviar los dolores musculares con hidromasaje
26 Dec

Aliviar los dolores musculares con hidromasaje

Hace un tiempo os hablamos de los beneficios del hidromasaje para el tratamiento de la fibromialgia; ya que los tratamiento de hidroterapia tienen un efecto de calmante del dolor muscular. Por ello, hoy descubriremos que el hidromasaje es un gran aliado en el tratamiento de los dolores musculares producidos por diversas circunstancias; ya sea por la práctica del deporte, derivados del estrés o de alguna enfermedad como la fibromialgia o la artritis.

Sumergir tu cuerpo en una bañera hidromasaje con agua caliente hace que la tensión musclar desaparezca, por lo que se alivian una gran cantidad de los dolores musculares que podemos padecer a lo largo del día; sobre todo aquellos relacionados con el estrés o con las sobrecargas en los músculos.

Así mismo, el agua caliente de las bañeras de hidromasaje estimula la producción de endorfinas de nuestro cuerpo. Estas sustancias son un analgésico natural de nuestro cuerpo, ya que hacen que los vasos sanguíneos se relajen, con lo que mejora la circulación sanguínea, llevando más nutrientes a los músculos doloridos o dañados.

Algunos de los dolores musculares más frecuentes son los que están relacionados con el estrés del día a día, por ello, el hidromasaje nos ayuda a relajar nuestros músculos de la tensión acumulada y conseguir una sensación de relajación; que alivia dolores en zonas sensibles a la tensión muscular como la espalda o las cervicales.

Sin embargo, no solo el agua caliente será un gran aliado para aliviar nuestros dolores musculares. También puedes recurrir a bañeras de agua fría, incluso con cubitos de hielo, para contraer los vasos sanguíneos y reducir el dolor muscular después de practicar una gran cantidad de deporte.

En definitiva, sumergirte en un bañera de hidromasaje puede suponer un gran alivio para el dolor muscular ocasionado por diversos motivos; además de ser un gran placer tras una jornada de trabajo.