¿Puede el hidromasaje ayudarnos a perder peso?
15 May

¿Puede el hidromasaje ayudarnos a perder peso?

La hidroterapia es salud. Numerosos estudios han demostrado que la presión ejercida sobre nuestro cuerpo por el agua a determinada temperatura y el tiempo adecuado ayudan a disminuir el estrés, los dolores musculares, a reactivar la circulación, llegando incluso a repercutir en nuestro bienestar psicológico.

Y la salud también es belleza. Tomar baños de hidromasaje dos o tres veces por semana puede reportarnos numerosos beneficios que tendrán repercusiones directas sobre nuestro aspecto físico.

Al disminuir el estrés, esta técnica favorece la conciliación del sueño, lo que se reflejará en un rostro más descansado y luminoso. Además, la temperatura y presión del agua facilita que se abran los poros, eliminando toxinas y limpiando la piel en profundidad.  

Pero no hay secretos ni milagros para perder peso: una dieta sana y equilibrada y un poco de ejercicio es la mejor receta para deshacernos de esos kilos de más y mantenerse en el peso ideal. Sin embargo hay algo que el hidromasaje sí puede hacer por nosotros, y es ayudarnos con la retención de líquidos y la celulitis.

Ya hemos comentado en posts anteriores que los masajes producidos por una bañera de hidromasaje o jacuzzi favorecen la circulación sanguínea. Una mala circulación sanguínea impide el proceso de absorción de líquidos provocando hinchazón en las piernas. El hidromasaje puede ser muy efectivo ya que sus resultados se asemejan a los de un drenaje linfático ayudándonos a ganar la batalla a esa retención de líquidos que puede hacernos ganar hasta 3 kilos de peso.

Por otro lado, la celulitis tiene prácticamente las mismas causas que la retención de líquidos, por lo que la solución es la misma: el masaje ejercido por el hidromasaje ayudará a reactivar la circulación sanguínea y linfática, y la presión recibida, además, favorecerá la desaparición de los antiestéticos bultitos llamados “piel de naranja” al movilizar la grasa y las sustancias de deshecho.

Por último, le masaje ejercido por el agua en el jacuzzi estimula el metabolismo, lo que no supone una pérdida de peso en sí misma pero sí es de gran ayuda al activar el sistema endocrino, favoreciendo que el oxígeno, junto a todos los nutrientes que transporta llegue mejor a todas y cada una de las células de nuestro cuerpo, ayudando a desintoxicar el organismo y evitando la formación de grasas.

Y recordad siempre que para que para sacar máximo partido a los beneficios del hidromasaje es mejor tomar algunas precauciones:

  • Tomar dos o tres baños por semana
  • La duración del baño debe ser de 15 a 20 minutos y no superarse.
  • La temperatura debe estar a unos 35º C
  • No actives el sistema de masaje hasta que no haya suficiente cantidad de agua.
  • En caso de usar agua muy caliente es mejor acortar la duración del baño.
  • No hacer uso de la bañera de hidromasaje en caso de estar muy cansados o bajo los efectos de algún medicamento, ya que puede bajar la tensión y provocar un desvanecimiento.
  • Evitar en caso de embarazo, problemas cardíacos o hipertensión.

Bañera de hidromasaje angular

Si ya te has decidido a cuidarte un poco más, déjanos aconsejarte acerca de la elección de la bañera de hidromasaje más adecuada para tu hogar.