Consejos de mantenimiento para spas, minipisicinas y bañeras de hidromasaje
27 May

Consejos de mantenimiento para spas, minipisicinas y bañeras de hidromasaje

Con la llegada del verano, el tiempo de uso que destinamos a nuestros sistemas de hidroterapia aumentan. Bien porque disponemos de más tiempo, porque nos sirven como un activo relajante y además, el calor y las buenas temperaturas favorecen su uso sobretodo en los sistemas de exterior. Pero, ¿cómo conseguir un buen mantenimiento de mi sistema en los momentos que más uso le doy? ¿Cómo afecta la emergencia sanitaria al uso de los estos utensilios? Te contamos a continuación 5 consejos de mantenimiento para darle una vida más larga a tu sistema de hidroterapia y además, disfrutarlo al máximo. 

Tanto las bañeras de hidromasaje, los spas de interior y exterior y las minipisicinas son sistemas que emplean el agua como terapia de relajación, destacando así su capacidad curativa y de creación de momentos de ocio y quietud. La constante flotación del agua es la culpable de que podamos gozar de estos beneficios y todo ello, se logra gracias a uno o varios motores integrados en los sistemas hidroterapeúticos que expulsan el líquido a través de helicces regulados por la intensidad de los distintos chorros. 
 

¿Cómo mantenerlos en buen estado? 

Para disfrutar de una relajación completa, debemos cerciorarnos del buen cuidado del sistema y su correcto funcionamiento evitando de esta manera problemas en el futuro. Te contamos a continuación algunos consejos de mantenimiento: 

Ducharse antes de entrar.

Es importante que realicemos este gesto tan sencillo, ya que la suciedad acumulada en nuestro cueroi, acaba acumulándose en el interior del jacuzzi o la minipiscina y disminuye así su calidad y durabilidad. 

Mantener sana la calidad del agua.

Esta es una de las grandes claves para mantener un sistema de hidroterapia activo- Como máximo se recomiendan cambiar el agua cada 3 a 5 meses, independientemente de su uso. Si cogiera un tono amarillento, te recomendamos reequilibrar el pG con bromo y asi mantenerlo en los niveles  óptimos. 

Manten limpios los filtros.

Son esa parte fundamental de un sistema hidraúlico que debemos mantener limpios para que el agua esté libre de bacterias y suciedad. El nivel de cloro es recomendable que se encuentre alrededor de 3 ppm. 
De la misma forma, una correcta limpieza de las tuberías ayuda a su correcto funcionamiento. Es importante purgarlas cada cierto tiempo y así evitar la aparición de mohos o bacterias. 

La limpieza del sistema.

De igual forma que otros utensilios, los spas o minipisicinas necesitan de una correcta limpieza y así eliminar las manchas que puedan aparecer. 

Aunque existen diferentes modos de limpieza de un sistema de hidroterapia, te recomendamos que para limpiar el jacuzzi lo llenes con agua limpia, pongas los chorros un rato para remover el líquido y lo vacíes a continuación. Repitiendo este proceso en varias ocasiones lograremos limpiar las bombas y los conductos del spa. Por último será necesario secar todas las boquillas con un paño. Si eres muy perfeccionista hay incluso productos especiales para limpiar los residuos que se forman dentro de las tuberías.

Encendido y apagado.

Desde Hidromasajes ECA queremos recomendarte que no dejes encendido todo el día el jaczzi o spa. Las bombas que componen estos sistemas pueden deteriorarse al trabajar sin la correspondiente agua. 


Por último, si tienes cualquier duda sobre el mantenimiento e higiene de un sistema de hidromasaje, spa, minipisicina o jacuxxi, no dudes en ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos a resolver todas tus dudas.